PROBLEMAS DE INTEGRACIÓN DE LOS GRUPOS SOCIALES A LOS MUNDOS DIGITALES.

18.06.2011 22:36

Hay un enorme potencial de la cooperación sin barreras y la posibilidad de compartir nuestros conocimientos y aprovechar el de otros. Las tecnologías de la información y la comunicación tienen en todos los aspectos de nuestra vida una gran influencia, nadie lo duda, la diversidad de opiniones las suscitan las reflexiones sobre los usos y abusos de las nuevas tecnologías, no es discutible que los efectos sociales no siempre son positivos, pero tampoco hay que olvidar las grandes ventajas:

La posibilidad de acceder a gran cantidad de información, el aumento de las posibilidades de comunicación entre las personas más allá de los espacios geográficos o temporales, posibilidad de que las minorías y los grupos locales tengan acceso a la realidad mediática no sólo como receptores y a la vez la superación de lo local en un espacio más amplio, el desarrollo de nuevos sectores productivos, etc. En este sentido, Internet le abre la puerta a las economías de los países en desarrollo para potenciar el sector servicios y particularmente insertarse en la sociedad de la información, saltándose inclusive algunas fases de la era industrial en determinados casos. Frente a todo esto surge una mayor dependencia de la tecnología en cualquier aspecto de nuestra vida, "la inmensa mayoría de los procesos de interacción y comunicación social están mediatizados por la tecnología" (3). Se establece una diferenciación entre los que poseen las infraestructuras y quienes no tienen acceso a ellas, pero esta limitación no es tal si tenemos en cuenta que el abaratamiento de los equipos y los costes de poder participar de las innovaciones se han visto mejorados. El elemento discriminador viene a ser el conocimiento y la adaptación, el analfabetismo tecnológico provocado por el cambio rápido, la falta de acceso a la cultura o la ruptura generacional provoca una nueva distribución de clases sociales. A todo ello hay que unir un nuevo tipo de control en un medio con planteamientos a simple vista más democráticos, un control asociado a la falta de intimidad y privacidad de las personas. Si bien es cierto que nuestros datos estaban en mil bases de datos para un uso comercial, político, etc. nunca como ahora hemos visto tan disminuido nuestro ámbito privado. Se observa una pérdida de los poderes tradicionales, un nuevo lugar para el Estado nacional. Jefferson dijo: "prefiero periódicos sin gobierno que gobierno sin periódicos", incidiendo en la importancia que daba a la existencia del público que estaba detrás del medio, en la capacidad que tenía el medio para suscitar el debate, la discusión y el diálogo. Internet ha facilitado esta "conversación pública" a niveles inimaginables. En momentos cruciales de nuestro país ha desarrollado un debate paralelo al que establecían los medios de comunicación de masas, reflejando el poder que está alcanzando el individuoparticular por primera vez en la historia. La vieja historia se repite: frente al desarrollo de nuevas formas de poder, se alzan nuevas formas de rebelión. Pese a todos sus inconvenientes de saturación informativa, falta de credibilidad del medio, imposibilidad en ocasiones de organizar contenidos de forma coherente, ha supuesto un contrapunto a versiones oficiales. Internet ha reproducido "las condiciones del discurso de finales de los siglos XVII y XVIII, cuando el sentido de lo público se veía mediatizado por una serie de relaciones personales transitivas, los amigos de los amigos, etcétera, y anclado en las conexiones inmediatas de los clubs, salones de té, reuniones sociales, etc. Las reuniones sociales que se producen en la Red pueden ser virtuales, pero no son en modo alguno "imaginadas" (…), las formas de discurso que surgen tienden a reflejar las de la era preinformación".